Blogia
runasblancas

San Pedro de Arlanza espera

San Pedro de Arlanza espera

La Junta reclama la atención del Ministerio de Cultura para revivir el monasterio • Proyecta un centro de interpretación del futuro parque natural y otro del patrimonio de la comarca

Burgos

La puesta en valor del Monasterio de San Pedro de Arlanza, considerado la ‘cuna de Castilla’ y uno de los cenobio más impresionantes que tuvo la España condal, tendrá que continuar esperando hasta que la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Cultura, principal propietario, lleguen a un acuerdo sobre los posibles usos del mismo.
Tras las obras de consolidación de las ruinas de la abadía, ejecutadas a lo largo de los años 2005 y 2006, con una inversión de 600.000 euros por parte de la Administración regional, desde la Junta se apostó por la musealización del monasterio y la puesta en marcha de un centro de interpretación del mismo, proyecto para el que el Ejecutivo regional esperaba contar con la colaboración económica del Estado, barajando la posibilidad de ese centro en una parte de las ruinas ya consolidadas o construyendo un edificio anejo a las mismas.
El objetivo final de esa ambiciosa iniciativa no era otro que establecer unos recorridos básicos y organizar visitas guiadas para diferentes tipos de públicos, así como editar folletos y otras publicaciones para dar a conocer la importancia histórica y artística del cenobio.
Este proyecto, ante la falta de respuesta del Ministerio de Cultura, debido en parte a los sucesivos cambios al frente del departamento ministerial, quedó aparcado hasta que hace unos meses las consejerías de Cultura y Medio Ambiente comenzaron a estudiar la posibilidad de que alguna de las salas del Monasterio de San Pedro de Arlanza que se mantienen en pie se acondicionara para difundir los valores naturales del espacio Sabinares del Arlanza, además de los patrimoniales y monumentales del propio monasterio, incluso con la óptica de hacer allí un único centro.
Se trata de que en parte sea la casa del futuro parque Sabinares del Arlanza, pero que otra sala pueda ser un centro de interpretación e información sobre todos los valores, no solo naturales, sino patrimoniales de la zona de Lara, Covarrubias y de la cuenca del Arlanza. «Esto vimos que sí se podía adecuar y estamos trabajando en ello, pero en estos momentos algunos proyectos están parados, como por ejemplo este, porque requieren una gestión previa muy grande», afirma Enrique Saiz, director general de Patrimonio, de la Consejería de Cultura de la Junta.
Saiz insiste en que la mayor parte de la edificación de San Pedro de Arlanza es de titularidad del Ministerio de Cultura y que las conversaciones sobre el uso del mismo se pararon con el nombramiento de la nueva ministra, ya que cambiaron todos los directores generales que tienen que ver con el patrimonio y que ya conocían las intenciones de la Junta.
Otro factor que impide en estos momentos intervenir en el monasterio es el hecho de que, recuerda Saiz, las inversiones del Gobierno central han descendido un 36 por ciento en el presupuesto para el próximo año. «Pero hay que tener bien preparado el proyecto, las inversiones y los protocolos, y en esto sí que podemos avanzar, para cuando los tiempos sean más propicios para llevar a cabo los planes que tenemos para San Pedro de Arlanza», apunta el director general de patrimonio.

Inversión cuantiosa

Ante este contratiempo, Saiz manifiesta que nadie duda de que San Pedro de Arlanza es «un sitio magnífico que hay que atender», pero reitera que mejorar esa atención requiere una inversión cuantiosa porque se trata de un lugar que hay que consolidar y acondicionar para un uso diario, lo que requiere una gestión especial. Ahora mismo, la gestión del monasterio la comparten la Junta y el Ministerio de Cultura, «pero al tratarse de un sitio deshabitado, poner un centro de interpretación permanente requiere una adecuación añadida a lo que sería una simple consolidación de las ruinas», apunta Saiz.
Desde la Administración regional se insiste en que el Ministerio de Cultura tendría que autorizar el nuevo uso, «con independencia de que nosotros sostenemos que somos competentes para autorizarlos en los bienes monumentales que no están afectos a un servicio público, como es el caso de San Pedro de Arlanza», señala Enrique Saiz, quien recuerda que en la actualidad la Junta tiene «las competencias en los aspectos patrimoniales, pero el titular tiene que autorizar el uso, y permitir y colaborar en el mismo, ya que nadie deja entrar en la propia casa a quien no quiere».
El director general de patrimonio espera intensificar en los próximos meses los contactos con los responsables ministeriales para que se pueda materializar el proyecto de la Junta, en el que vienen trabajando de forma conjunta desde hace meses las consejerías de medio Ambiente y cultura.

Última intervención

La última intervención en este histórico inmueble, materializada hace tres años, se llevo a cabo para consolidar la cabeza de los muros con e fin de evitar desprendimientos, instalar algunas pasarelas, almacenar todos los restos pétreos de las antiguas esculturas que se han desprendido y colocarlas en lugar seguro, así como acometer la construcción de una caseta para el guarda de las ruinas.
«Esta intervención de la Junta ha supuesto un saldo cualitativo con respeto a la visita que se venía haciendo con anterioridad a unas obras que han dejado el monumento en perfecto estado de revista, no siendo necesarias más actuaciones para consolidar los resto», asegura Saiz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres