Blogia
runasblancas

ARTE URBANO E HISTORIA

El paraíso pintado en la pared

 
La celebración del 25 aniversario de la Catedral como Patrimonio de la Humanidad prosigue con la creación de un mural en la calle Madrid
 

A.S.R. / Burgos
La desnudez, más bien sucia, se torna atuendo de alta costura en el número 23 de la calle Madrid, junto a las extintas vías del tren. El artista italiano TVBoy ha trabajado durante esta semana en una pintura mural que ha arrastrado miradas, primero culpatorias y después de gustoso asombro, hasta su culminación ayer. Es el primero de los paraísos que salpicarán la ciudad con motivo de la celebración del 25 aniversario de la declaración como Patrimonio de la Humanidad de la Catedral de Burgos.
Con sigilo, sin grandes alharacas, sin excesivos flashes, TVBoy llegó a la ciudad de la mano de Luan Mart, editor del Monográfico, hizo turismo, visitó -no podía ser de otra manera- la Catedral y se puso manos a la obra. Se quedó prendado por la historia del Cristo de Burgos. Sintió una especie de conexión con la exposición de las tablas hispanoflamencas de Los Balbases instalada en el claustro bajo. «Artistas del pasado pueden aportar algo a los de hoy», dice el creador sobre su obra cuasi terminada.
«Para un artista es un desafío, es una apuesta, es súper interesante llevar a cabo un proyecto de este tipo», comenta sin quitar ojo a su criatura. Venía él con un boceto debajo del brazo pero tras poner los pies en la ciudad del Arlanzón esta idea se esfumó y otras nuevas empezaron a bullir en su cabeza: «Tengo que hacer algo que los de Burgos sientan como propio». Y desde el principio tuvo claro que quería un dibujo simpático y amable para todo el mundo, sin reivindicaciones ni picarescas. «A mí no me gusta provocar. Yo quiero que la gente vea mis pinturas como un regalo para la ciudad por eso no hay nada crítico», señala y, en cambio, añade que sí existe mucha improvisación. Tanta que él mismo se llega a sorprender cuando ve la obra terminada.
La leyenda acerca del Cristo de Burgos, «esa figura hallada en el fondo del mar», le encandiló. Y aunque su imponente figura, más amable que la original, domina el mural otras la acompañan: el cofre del Cid, la vieira del Camino de Santiago, la rosa de los vientos que dirige los designios de la vida, la imagen de la misma Catedral con el número 25, la vencida serpiente que porta la manzana del pecado, la muerte en recuerdo a las personas que a lo largo de los años han muerto arrolladas por el tren...
Y es que este artista subido a una grúa a lo largo del día ha hecho migas con los vecinos del entorno que le han ayudado, le han contado historias, le han agradecido el cariñoso rostro de su Cristo... A ellos brinda un mural «ambiguo». No le gustan las cosas blancas o negras. Se inclina por dar pie a distintas interpretaciones.
Dentro y fuera de la calle
El italiano tenía prisa. Sus obligaciones le llamaban desde Barcelona. Pero recalca que ha trabajado con placer, aunque no está acostumbrado a las frías temperaturas burgalesas. No le ha importado.
TVBoy (www.thetvboy.com) procede de la tradición del pop art y del cómic y la pintura mural no es su única ocupación, aunque experiencia tiene. Su huella está en las calles de Cuba, Italia y de Líbano. Allí pintó junto a otros autores, pero nunca tuvo el placer de hacerlo en una pared tan colosal como la burgalesa, de 20 metros de largo y 8 de altura. Dirige un taller de diseño en la Ciudad Condal del que sale ropa y accesorios varios con su logo: un niño enmarcado por un televisor. Además, en varias ocasiones ha expuesto su obra pictórica.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres